jueves, 27 de marzo de 2014

Cereso de Tepexi destaca por violaciones a los derechos humanos

Autor: Maribel Espinoza Publicado el día: marzo 27, 2014

Sólo 4.2% de presos en Puebla denuncian violaciones a DDHH

Pese a que las violaciones a los derechos humanos son una constante al interior de las prisiones, solo 4.2 por ciento de la población total en las cárceles poblanas, se atreve a denunciarlas.


Las estadísticas reportan que durante 2013, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) recibió 259 quejas de reos o sus familiares, junto con aquellas que personal del organismo recogió en visitas a los Centros de Reinserción Social (CERESO).

Sin embargo, los datos agregan que solo 157 (60%) fueron resueltas y de éstas, 71 fueron concluidas durante el procedimiento de investigación.

En lo que va de 2014, Omar Martínez Báez, primer visitador de la Comisión de Derechos Humanos en el estado, indica que se han registrado 54 denuncias de abusos en los reclusorios.

Para Poblanerías en línea, subraya que las cárceles con más violaciones son San Miguel (Puebla capital) y Tepexi de Rodríguez, con nueve denuncias cada una; San Pedro Cholula, con seis; Huejotzingo, con tres; Atlixco, Tetela de Ocampo y Tehuacán, con dos cada una.

A esta lista se agregan los CERESO’s de Zacatlán, Zacapoaxtla, Ciudad Serdán, Acatlán, Tepeaca y el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA), con una queja cada uno de ellos.

Las violaciones más acusadas –menciona– son contra los derechos a la seguridad jurídica, al trato digno, a la integridad y seguridad personal, a la protección a la salud, a la libertad y “de petición”.
Corrupción incentiva violaciones

Al respecto, Alejandro Balderas Flores, especialista en Derecho Penal, asegura que la corrupción es el motor que incentiva la violación a los derechos humanos dentro de las cárceles poblanas.

A ello suma los cotos de poder, los poderes fácticos, las reglas no escritas y otras circunstancias que abonan a este problema.


La violación a los derechos humanos es algo de todos los días; lamentablemente aunque la tortura se sanciona de una manera contundente, es el común denominador. En las cárceles se violan los derechos humanos, garantías individuales, eso es de todos los días”.

El litigante explica que mientras exista corrupción este fenómeno seguirá repitiéndose, pues al estar recluido solo sobrevivirá el más fuerte o el que tenga poder adquisitivo.


La corrupción es lo que incentiva ahí en los Ceresos, se puede encontrar de todo lo que uno desee, siempre y cuando se pueda pagar”.

Sin embargo, recuerda que las denuncias son escasas, pues, la mayoría de las ocasiones, traerá como consecuencia represión contra el agraviado.
Sobrepoblación, otro factor de violaciones

Otro de los principales factores para incurrir en las violaciones, es el hacinamiento en los reclusorios.

Actualmente en los 22 reclusorios del estado, existe una población de nueve mil 461 reclusos; de éstos ocho mil 834 son hombres, es decir, 93.3 por ciento y 627 mujeres, lo que representa apenas 6.6 por ciento.

Omar Martínez Báez, primer visitador de la Comisión de Derechos Humanos, señala que la solución es invertir en nuevos centros penitenciarios, pues la sobrepoblación promedio es de 51.22 por ciento.

De acuerdo con información que se ha compilado, en el estado el hacinamiento enciende los focos rojos, pues algunos superan hasta 500 por ciento la capacidad de éstos.


Es un problema de tipo estructural, si nos damos cuenta de qué centros penitenciarios son, de entrada, son los que están en los distritos y por lo tanto, muchos de estos se encuentran en edificios que ocupan las presidencias municipales o las ocuparon, son edificios que no admiten una modificación estructural”.

Por el contrario, existen algunos centros penitenciarios que no alcanzan su máxima capacidad, como:

Tepexi de Rodríguez
Ciudad Serdán
Huauchinango
Tlatlauqui
Tecali de Herrera
Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA).


“Aunque estos alcancen su máxima capacidad, el problema no se eliminará ya que con reubicar a los internos no se solucionara”.
Nuevo sistema de justicia penal podría abatir violaciones

A decir del experto Alejandro Balderas Flores, el cambio de sistema de justicia penal de semi-inquisitorio a acusatorio y oral, contribuirá a disminuir las violaciones a los derechos humanos.

Indica que al momento de la aprehensión del presunto delincuente, para obtener la declaración, en alta frecuencia, se valen de los golpes para obtenerla, ello sin la presencia de un tercero, es decir, un juez.


Pienso que van a cambiar mucho las cosas, porque las pruebas se deberán recabar en presencia del juzgador, en el sistema que tenemos actualmente éstas se recaban sin la presencia del juzgador, ni de las partes, es en lo oscurito (SIC) y es por eso que se da lugar a que se ejerza presión a los imputados para que declaren en cierto sentido”.