martes, 10 de febrero de 2015

El diputado Lisandro agradece apoyo y destaca logros de su gestión


Tepexi de Rodríguez, Puebla. Lisandro Campos Córdova, diputado federal por el distrito XVI de Ajalpan, se reunió con presidentes municipales, presidentes auxiliares, presidentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ejidatarios y poco más de tres mil personas de la Mixteca Alta, en donde agradeció el apoyo y rememoró los logros obtenidos durante su gestión gracias a la lucha organizada de todos los pueblos que conforman este distrito.


Campos Córdova dijo que en dos años cuatro meses ha logrado bajar recursos federales por más de 450 millones de pesos; “no he bajado este recurso solamente porque soy diputado federal, sino porque atrás de mí hay más de un millón 200 mil antorchistas que respaldan el trabajo de los diputados federales de Antorcha; si el día de mañana sube otro candidato deberá tener la misma o más fuerza que nosotros para poder traer beneficios a este distrito”, afirmó.


Además del recurso gestionado en los primeros dos años como diputado, también apoyó a la gente humilde con cerca de mil 200 viviendas, fertilizante y a los enfermos con medicamentos y traslados a diferentes hospitales, entre otras acciones.


El legislador, perteneciente al Movimiento Antorchista expresó su agradecimiento por la confianza depositada en su persona y dijo que nunca se le ha olvidado la gente de su distrito y ha procurado estar siempre cercano a ellos, como se comprometió desde su campaña.


Cabe mencionar que el legislador estuvo acompañado de la dirigente antorchista de la región, Edith Villa Trujillo, los presidentes municipales de Tepexi de Rodríguez, María del Rocío Canales González; Santa Inés Ahuatempan, Rolando Artero Mendoza; Huatlatlauca, Nicolás Tecuatzin Campos; Zacapala, Alfonso Huesca Flores; Coyotepec, Alfredo Rodríguez Ocaña; San Juan Atzompa, Teófilo Javier Hernández, así como también los presidentes del Partido Revolucionario Institucional de Ixcaquixtla, Carlos Ochoa Victoria, y de Atexcal, Ambrosio Oyarzabal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario