sábado, 7 de febrero de 2015

Desaparece la Banda Sinfónica Mixteca de Puebla


Samantha Páez

  • Hace ocho años inició el proyecto con la administración de Mario Marín Torres


Después de ocho años la Banda Sinfónica Mixteca de Puebla desapareció. Su último día fue el 30 de diciembre de 2014 y el 6 de enero de este año los 40 integrantes tuvieron que regresar sus instrumentos, mismos que fueron donados a la Filarmónica de Viena por el gobierno del estado.

Hace ocho años inició el proyecto con la administración de Mario Marín Torres.

Se hizo un concurso regional y los mejor músicos de la zona de Tepexi de Rodríguez, donde estaba la sede de la sinfónica, quedaron dentro.

En ese entonces había 45 integrantes, entre músicos principal, asistente y de fila. La gran mayoría de ellos eran solteros y eran jóvenes.

"Cuando se inició la orquesta nos prometieron muchas cosas", dijo uno de los músicos que prefirió mantener su anonimato, mientras mira la mesa donde hay varias tazas de café. "Lo más triste es que nos quedamos sin trabajo y después de los 30 (años) es muy difícil encontrar trabajo".

Sin instrumentos ni dinero


Nunca les subieron el salario desde que los contrataron, les pagaban 3 mil 720 a la quincena en promedio aunque estaban por niveles: principal, asistente y de fila. A pesar de esto los músicos nunca dejaron de capacitarse, iban a clínicas de sus respectivos instrumentos y hablaban con sus colegas de otros lugares para actualizarse.

El 31 de diciembre se venció su contrato, un día antes el gobierno estatal les pagó su última quincena y el aguinaldo: 6 mil pesos a cada uno por ocho años de trabajo. No los indemnizaron, ni les dejaron los instrumentos.

"El 6 de enero nos dijeron que teníamos que regresar los instrumentos, esa fue la noticia más dura", dijo el integrante de la sinfónica.

Para él y sus compañeros los instrumentos musicales son su herramienta de trabajo y consideraron que merecían quedárselos, pero el gobierno prefirió donarlos a una filarmónica extranjera, misma que tendrá su sede en la exfábrica La Constancia.

"Nos dijeron que nuestro contrato no tenía validez, porque era algo así como verbal aunque sí firmamos, pero cada vez le cambiaban los requisitos", manifestó el músico.

Dejan a municipios sin cultura


La Banda Sinfónica Mixteca iba de gira a los ayuntamientos o los estados que les pidieran conciertos, también acudía a festivales, como el Internacional 5 de Mayo y el Festival Latino. También grabó cuatro discos con artistas de la talla mundial.

La sede de la banda de concierto estaba en Tepexi de Rodríguez, allí ensayaba pero tenían comunicación con la Secretaría de Cultura, ahora extinta, allí firmaban su nómina.

Antes el contrato era de cada año, con la administración morenovallista las cosas cambiaron y comenzaron a renovar cada medio año. El último concierto que tuvieron fue en el zócalo de la ciudad de Puebla con la cantante Lila Downs.

"Parece que fundaron otra Casa de Música o Escuela de Música y a ellos se los regalaron, entonces no entendemos qué quieren o qué buscan, si esta banda bien o mal ya estaba años con experiencia", sostuvo con un tanto de indignación.

Rompen años de tradición musical


Este músico comenzó a los ocho años a tocar, su padre le enseñó y luego se fue a estudiar a la ciudad de México. Antes de integrarse a la Banda Sinfónica Mixteca participó en la orquesta 5 de Mayo.

"A mí me gustó la música, pero esto viene siendo una tradición. Mi abuelo le enseñó a mi padre, mi padre me enseñó a mí y ahora que estamos casados les estamos enseñando a nuestros hijos", dijo y es el único momento en que el rostro se le iluminó un poco.

Aunque luego su mirada se volvió a ensombrecer, ya que su futuro y el de sus compañeros es incierto. "Poco a poco nos empezaron a hacer a un lado, hasta que lo lograron (...) Ahora nos quedamos sin nada".

Lo único que les queda a los músicos, dado que en Puebla y México su talento es poco valorado, es encontrar un espacio en alguna otra agrupación musical o dar clases por su cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario