viernes, 11 de julio de 2014

Lluvias dañan ruinas del exconvento dominico de Tepexi

Miguel Ambrosio

Actualmente la nave principal de la iglesia del siglo XVI se conserva casi en su totalidad.

Tepexi de Rodríguez, Pue.- Habitantes de Tepexi de Rodríguez denunciaron afectaciones severas en el exconvento causadas por las constantes lluvias. De acuerdo con fotos que presentaron, las paredes en ruinas se comenzaron a desmoronar por exceso de humedad que han originado las lluvias en esta zona popoloca.

Los pobladores interesados en conservar estas reliquias arqueológicas piden a las autoridades la urgente intervención para ver si aún se pueden rescatar las piezas o muros antiguos que sostienen lo que fue el exconvento más importante de esta región creado por los padres dominicos.

Para hacer historia, recordaron que lo que hoy es la Parroquia de Tepexi, hace muchos años fue un Convento Dominico, ya que fue esta orden religiosa la que concluyó su edificación, después que la iniciaran los franciscanos en.

Actualmente la nave principal de la iglesia se conserva casi en su totalidad, una parte del curato fue destruida y sustituida por elementos modernos, mientras que el resto de lo que fue el Convento se encuentra en ruinas y ahora severamente dañada por las inclemencias climatológicas.


Yirath Aguilar Miranda, profesionista de Tepexi de Rodríguez, comentó que urge la intervención del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y sobre todo de los tres niveles de gobierno para valorar daños e iniciar un programa de rescate en dicho inmueble ya que para el Pueblo de Tepexi representa un valor muy importante conservar estas ruinas arqueológicas.

Para los tepexanos también existen otros datos históricos como el de los dominicos que -se dice- escogieron como patrón y protector del pueblo a Santo Domingo de Guzmán, cuya festividad se realizaba a principios del mes de agosto; ésta se conservó hasta finales del siglo XVIII, después cayó en el olvido.

Para entonces la devolución popular se inclinó por la imagen del Señor de Huajoyuca, encontrada y venerada en la comunidad del mismo nombre.

La historia dice que más tarde, el 8 de mayo de 1806 fue trasladada a la Parroquia de Tepexi y su festividad se celebra el primer viernes de Cuaresma, la cual se conserva hasta la fecha como la principal feria de la región.


Tepexi llegó a tener una gran importancia para la Iglesia Católica, al grado que Fray Bartolomé Roldan, quien en 1580 publicó una Cartilla y Doctrina Cristiana, breve y compendiosa para enseñar a los niños en lengua chuchona, del pueblo de Tepexi de la Seda.

Tepexi el Viejo fungió como cabecera de uno de los señoríos popolocas más importantes, que controlaron el sur de lo que ahora es el estado de Puebla durante el periodo Postclásico (1200-1500 d.C.). Se ubica en la antigua región denominada popoloca o chocho-popoloca, que en el horizonte Posclásico, permitía el paso de la producción cerámica llamada Mixteca – Puebla.


Tepexi llegó a ser un señorío poderoso, sobre todo durante el siglo XV hasta la conquista. La gran importancia radicó en su alianza con los mexica-tenochca, quienes edificaron la fortaleza que dominaba al antiguo asentamiento.

Estas características radicalizaron las diferencias y antagonismos entre los señoríos de Tepexi y Cuthá, puesto que el primero controlaba el comercio de piedras semipreciosas, de productos agrícolas y cerámicos, mientras que el segundo controlaba la producción de sal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario