miércoles, 20 de noviembre de 2013

La cárcel de Tepexi de Rodríguez, la mejor evaluada

Alejandra Corona Flores
  •  No hay rehabilitación y los reos viven penosamente, dice la CNDH

Los Centros de Readaptación Social (CERESO) de San Miguel y el de Tehuacán resultaron reprobados en condiciones de gobernabilidad (normatividad que rige al centro, personal de seguridad y custodia, sanciones disciplinarias, autogobierno/cogobierno), según el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP), realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Sin embargo, la cárcel estatal de Tepexi de Rodríguez tuvo una calificación de 8.5 en el rubro antes mencionado.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos resaltó que supervisa el respeto a los derechos humanos dentro del sistema penitenciario del país, facultad que lleva a cabo a través del levantamiento del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria.

Estos derechos se clasifican en los siguientes cinco rubros: El primero, condiciones de gobernabilidad (normatividad que rige al centro, personal de seguridad y custodia, sanciones disciplinarias, autogobierno/cogobierno, actividades ilícitas, extorsión y sobornos, así como capacitación del personal penitenciario).

El segundo tiene que ver con los aspectos que garantizan la integridad física y moral del interno (capacidad para alojar y población existente, distribución y separación de internos, servicios para la atención y mantenimiento de la salud, supervisión por parte del responsable del centro, prevención y atención de incidentes violentos y de tortura y/o maltrato).

Tercero se centra en los aspectos que garantizan una estancia digna (existencia de instalaciones suficientes, capacidad de las mismas, condiciones materiales y de higiene de las instalaciones, así como de la alimentación).

Cuarto tiene que ver con la reinserción social del interno (integración del expediente jurídico-técnico, clasificación criminológica, separación entre procesados y sentenciados, Consejo Técnico Interdisciplinario, actividades laborales y de capacitación, educativas, deportivas, beneficios de libertad y vinculación con la sociedad) y finalmente el quinto que son los grupos de internos con requerimientos específicos (mujeres, adultos mayores, indígenas, personas con discapacidad, internos con VIH/SIDA, personas con preferencias sexuales distintas e internos con adicciones).

Puebla, 6.47 en gobernabilidad 


De acuerdo al diagnóstico, las cárceles estatales de San Miguel situado en el municipio de Puebla y en el de Tehuacán resultaron reprobadas en el tema de condiciones de gobernabilidad; mientras que el CERESO de Tepexi de Rodríguez obtuvo una calificación de 8.5 en una escala del uno al 10.

Los tres centros de Puebla obtuvieron una calificación promedio de 6.47 unidades.

El CERESO de Tehuacán, el peor 


De acuerdo al DNSP, el CERESO de Tehuacán obtuvo las peores calificaciones de los tres centros penitenciarios estatales.

I. Condiciones de gobernabilidad 5.07

II. Aspectos que garantizan la integridad física y moral del interno 5.7

III. Aspectos que garantizan una estancia digna 5.03

IV. Reinserción social del interno 5.43

V. Grupos de internos con requerimientos específicos 5.62

El penal de Puebla pasó, pero con 6.8 


I. Condiciones de gobernabilidad 5.84

II. Aspectos que garantizan la integridad física y moral del interno 6.59

III. Aspectos que garantizan una estancia digna 7.25

IV. Reinserción social del interno 7.28

V. Grupos de internos con requerimientos específicos 7.06

La cárcel de Tepexi de Rodríguez, la mejor evaluada 


I. Condiciones de gobernabilidad 8.5

II. Aspectos que garantizan la integridad física y moral del interno 8.05

III. Aspectos que garantizan una estancia digna 8.84

IV. Reinserción social del interno 8.57

V. Grupos de internos con requerimientos específicos 7.33

Por su parte, el Secretario de Seguridad Pública estatal Facundo Rosas Rosas descartó que exista ingobernabilidad en las cárceles de San Miguel y Tehuacán, tal como lo reveló la Comisión Nacional de Derechos Humanos.