miércoles, 14 de agosto de 2013

Marcharán antorchistas de Tepexi contra gobierno estatal

Nota publicada en El Heraldo de Puebla


La dirigencia del Movimiento Antorchista en la región de Tepexi anunció que participará en la próxima gran marcha que llevará a cabo esta organización social a nivel estatal, la cual se realizará el próximo martes 20 de agosto en la ciudad de Puebla y que juntará a 20 mil antorchistas en la capital del estado, debido a que el gobierno estatal se ha negado a cumplir con una serie de acuerdos establecidos desde 2011, que incluyen la ejecución de obras en municipios no sólo de la región, sino del todo el territorio poblano.

Salvador Castañeda, líder antorchista en Ixcaquixtla, explicó que la obra pendiente en ese municipio es el equipamiento y línea de conducción del pozo de agua potable, la cual resulta inaplazable ya que el pozo no puede ser explotado por falta de dichas instalaciones, mientras la población padece la escasez de tan necesario líquido.

Otro caso similar es la introducción del agua potable en la comunidad de Almolonga, municipio de Tepexi, ahí la gente continúa esperando a que el gobierno se digne resolver esa añeja solicitud, la cual no sólo fue recibida por los funcionarios, sino que fue firmada y pactada desde hace ya dos años, y hasta la fecha no ha sido concretada.

Además, hay obras que sí fueron ejecutadas, tal es el caso de un techado en el municipio de Zacapala, así como dos techados y dos calles en Coyotepec, pero el compromiso del gobierno del Estado fue pagar a la empresa constructora la remuneración correspondiente, misma que hasta el día de hoy no ha sido liquidada, generando molestia por parte de los constructores que también tienen que ser pacientes ante la insensibilidad gubernamental.

Por último, el comité antorchista expresó que dichas demandas son producto del reclamo de la gente más pobre, que se acerca a la organización buscando el respaldo para que las autoridades les hagan caso, y por ello también se presentó un pliego petitorio en 2012, del cual está pendiente su revisión entre el gobierno estatal y el antorchismo.