jueves, 1 de agosto de 2013

Con la distritación 2010 el PRI hubiera ganado el distrito de Tepexi

Columna publicada en e-consulta
La Corte de los Milagros
Rodolfo Ruiz




Mucho se ha dicho y escrito acerca de que con la distritación electoral anterior, el PRI y/o la Coalición 5 de Mayo (C5M) no habrían perdido en la forma como lo hicieron en las recientes elecciones locales.

En los comicios del 7 de julio, la Coalición Puebla Unida (CPU), conformada por PAN, PRD, PNA y CPP, ganó 23 de los 26 distritos en que se divide la entidad. La C5M sólo se alzó con la victoria en los distritos 18 de Tepeaca, 25 deTehuacán Sur y 26 de Ajalpan.

¿Con la distritación electoral anterior cuántas demarcaciones habría ganado la alianza integrada por el PRI y el PVEM?

De acuerdo con ejercicio realizado por la dirigencia estatal del PRI, que se dio a la tarea de computar, sección por sección, los 26 distritos de la entidad con la división vigente hasta los comicios locales de 2010, la C5M habría ganado tres distritos más de los que obtuvo en los recientes comicios.

Éstos habrían sido el 13, que tenía por cabecera el municipio de Tepexi de Rodríguez, el 15 de Ajalpan, el 18 deAcatzingo, el 20 de Tlatlauquitepec, el 23 de Tetela de Ocampo, y el 25 de Huauchinango.

Dos de estas demarcaciones electorales desaparecieron: la de Tepexi, en la Mixteca poblana, y la de Acatzingo.

Algo que llama la atención en este ejercicio efectuado por el Comité Directivo Estatal del PRI es que, aún con la vieja distritación, el tricolor y/o la C5M no hayan ganado distritos que tradicionalmente les eran cómodos, como el 10 con cabecera en Izúcar de Matamoros, el 11 de Chiautla, el 12 de Acatlán, el 22 de Zacapoaxtla y el 24 de Zacatlán.

¿Eso qué significa?

A mi juicio la conclusión es obvia: la redistritación aprobada por el Instituto Electoral del Estado sí fue un factor que pesó en contra del PRI, pero tampoco puede considerarse como la causa principal de su debacle electoral, pues tanto en la nueva como en la vieja perdió demarcaciones que históricamente siempre ganaba.